Ultimas Noticias
recientes

¿QUE PASA CUANDO DEJAMOS DE ENTRENAR?


El entrenamiento físico regular provoca diversas adaptaciones fisiológicas que mejoran el rendimiento deportivo, el cese o una gran reducción del entrenamiento acarrea una pérdida parcial o completa de estas adaptaciones, comprometiendo así el rendimiento deportivo. En otras palabras, el principio de reversibilidad es el principio de desentrenamiento. El proceso de entrenamiento y los planes de competición de los deportistas se ven a menudo interrumpidos por enfermedad, lesión, periodos de descanso entre temporadas u otros factores que pueden suponer una reducción o un cese de los niveles habituales de actividad física.

DESENTRENAMIENTO

El desentrenamiento se define como una interrupción parcial o total del entrenamiento. Se diferencian dos tipos: el desentrenamiento de corta duración (DCD), inferior a 4 semanas, y el desentrenamiento de larga duración (DLD), superior a 4 semanas.

FACTORES QUE INFLUYEN

1. Estado físico previo, el
2. Tipo de entrenamiento que se realizaba
3. Edad

¿QUE CAMBIOS PRESENTA EL ORGANISMO?

Deportistas de elite pierden sus cualidades más rápido al dejar de entrenar a diferencia de quienes realizan deporte o ejercicio de forma recreativa. Los atletas de competición pueden comenzar a perder masa muscular y rendimiento después de 4 semanas sin entrenar. Después de 1 mes puede implicar la pérdida del 90% de la forma física. Las personas que realizan actividad física pueden comenzar a perder tras las 6 a 8 semanas de inactividad.
En cuanto a la masa muscular quienes realizaban entrenamiento de resistencia tienen una pérdida más lenta que quienes realizan entrenamiento de fuerza, esto es debido al tipo de fibras musculares que cada uno ha desarrollado en su trabajo previo a la inactividad. Después 1 mes sin actividad puede notarse disminución de entre 1 y 5%. Por lo tanto hay modificaciones en el metabolismo.
La capacidad aeróbica puede afectarse a partir de las dos semanas de inactividad, pero se notará una reducción de cerca del 19% después de 9 semanas. Después de casi 3 meses de inactividad, podría perder un 30% su capacidad aeróbica.
En menos de 4 semanas hay una reducción del volumen de la sangre de hasta el 12% en atletas bien entrenados y del 4,7% en individuos poco entrenados; la menor cantidad de sangre provoca una pérdida de hasta un 12% de la sangre expulsada por el ventrículo izquierdo (gasto cardíaco) y un aumento de la frecuencia cardíaca que llega hasta un 10%, mayor a 4 semanas hay un 5% más en esfuerzo máximo y submáximo.
También las funciones respiratorias experimentan un deterioro, con disminución del volumen respiratorio de hasta el 10 al 12% en atletas muy entrenados, durante más de 4 semanas.
La edad es otro factor de importancia ya que aquellas personas de mayor edad por cambios fisiológicos tiende a una pérdida de masa muscular con un incremento en el tejido graso a diferencia de las personas de menos de 25 años de edad.


¿CÓMO EVITARLO?

– No frenar por completo nuestro ejercicio regular, sino reemplazar el mismo por ejercicios de mantenimiento, recuperación o rehabilitación en caso de que se deba a una lesión.
– No parar más de 2 semanas.

DRA. EDNA E. CASTRO TORRES
ESPECIALISTA EN MEDICINA DEL DEPORTE
ednacas48@gmail.com

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
MAURO RONCONI Y JOSÉ RAMÓN ALVERO-CRUZ, CAMBIOS FISIOLÓGICOS DEBIDOS AL DESENTRENAMIENTO, APUNTS. MEDICINA DE L’ESPORT. 2008; 160: 192-8
www.google.com
http://www.vitonica.com

TEXTO E IMAGENES: COMITÉ OLÍMPICO MEXICANO
Con tecnología de Blogger.